Akira®

La rinitis es una causa muy importante de ausentismo laboral y escolar; igualmente disminuye en forma importante la productividad. En ocasiones a este padecimiento se le ve erróneamente como un problema de salud sin importancia, ligero y trivial pero la rinitis impacta de manera importante la calidad de vida.

Rinitis alérgica
Es un diagnóstico asociado con un conjunto de síntomas que afectan la nariz. Estos síntomas se presentan cuando usted inhala algo a lo que es alérgico, como polvo, caspa o polen. Los síntomas también pueden ocurrir cuando usted consume alimentos a los que es alérgico.

Este artículo se enfoca sobre la rinitis alérgica debida al polen de las plantas. Este tipo de rinitis alérgica comúnmente se denomina fiebre del heno o alergia estacional.

Causas
Un alérgeno es algo que desencadena una alergia. Cuando una persona con rinitis alérgica inhala un alérgeno, como el polen o el polvo, el cuerpo libera químicos, incluso histamina, lo cual ocasiona síntomas de alergia.

Las plantas que causan la fiebre del heno son los árboles, los pastos y las malezas. El polen es transportado por el viento. (El polen de las flores es transportado por los insectos y no causa fiebre del heno). Los tipos de plantas que causan la fiebre del heno varían de una persona a otra y de un área a otra.

Los días calientes, secos y ventosos son más propensos a tener una gran cantidad de polen en el aire. En los días fríos, húmedos y lluviosos, la mayor parte del polen va al suelo.
Las alergias y la fiebre del heno a menudo son hereditarias. Si ambos padres sufren de esto, usted también es propenso a padecerlas. La probabilidad es mayor si es la madre quien tiene las alergias.

Síntomas
Los síntomas que ocurren poco después de estar en contacto con la sustancia a la cual usted es alérgico pueden ser:

  • Picazón en la nariz, la boca, los ojos, la garganta, la piel o en cualquier área
  • Problemas con el olfato
  • Rinorrea
  • Estornudos
  • Ojos llorosos

Los síntomas que se pueden desarrollar posteriormente abarcan:

  • Nariz tapada (congestión nasal)
  • Tos
  • Oídos tapados y disminución del sentido del olfato
  • Dolor de garganta
  • Círculos oscuros debajo de los ojos
  • Hinchazón debajo de los ojos
  • Fatiga e irritabilidad
  • Dolor de cabeza

¿Preguntas?

Acérquese a nosotros

Contactar